3 sept. 2012

La última entrada


Hola a tod@s,

Llevamos un casi un año sin hacer ningún tipo de actualización. Y es que este pobre blog ha sufrido de inconstancia desde el primer día que se abrió. Sería muy fácil echarle la culpa de esto a terceras personas, pero siento que en esta ocasión gran parte de la culpa la tenía yo. No se como se sentirá la otra creadora del blog al respecto. Durante este año he aprendido, experimentado y descubierto muchas cosas que me han enriquecido. Y tras todo este tiempo, y con el recuerdo del blog acechándome en cada esquina, he tomado una decisión final para solucionar este estado de abandono del blog. Me he planteado seriamente la decisión de cerrarlo y crear uno nuevo, sentía que este blog que nunca llegó a caminar por un sendero bien señalado nunca lo podría hacer. Pero por alguna razón, la idea de cerrarlo me provocaba una sensación de perdida que no podía quitarme. Con esa sensación de cerrar el pasado y crear uno nuevo, por mi cabecita rondaba otra idea. No podía dejar de pensar en todo lo vivido y una parte de mi deseaba seguir adelante con el blog y luchar una última vez. No quería que fuera como todas aquellas veces que intente cambiarlo sin conseguirlo, ni quiero decirle a mis antiguos seguidores que esta vez será la última. Pero para esa última batalla necesito el compromiso de la otra creadora del blog, porque aunque en muchas ocasiones he hablado de EDP como mío, la verdad es que fuimos dos las que lo creemos y siento que sin esa otra persona no sería lo mismo.
 
Si he escrito estas pocas palabras es para agradecer a todos aquellos que durante este tiempo nos habéis escrito y seguido a pesar de todo. En unas semanas sabréis la decisión final sobre el destino de Ejércitos de Papel. Este puede ser la última entrada del blog antes de su cierra o la última antes de su resurrección. 

Sea cual sea, gracias de todo corazón.

Atentamente, Ani.